Algorithm: The Hacker Movie

Will, un experto en seguridad informática, es contratado por un hombre que asegura que su mujer le engaña y que quiere pruebas de ello. Lo que aparenta ser un trabajo sencillo se convierte en el descubrimiento de un programa gubernamental secreto dedicado al espionaje.

 

 

Cómo crear un Cluster con varios Raspberry Pi

En los siguientes vídeos podemos ver los pasos necesarios para construir nuestro propio cluster utilizando unos cuantos Raspberry Pi.FRXNGD2I9SBPBEA.LARGE

Si no os van los videotutoriales tenéis la versión de Instructables en el siguiente enlace:

How to Make a Raspberry Pi SuperComputer

 

Discurso de Alex de la Iglesia en los Goya

El día de hoy ha llegado porque hace 25 años, doce profesionales de nuestro cine, en medio de una crisis tan grave como la nuestra, caminaron juntos a pesar de sus diferencias. Quiero empezar este discurso felicitando a los fundadores de la Academia.

No sólo ellos, sino todos los que me han precedido en esta institución, vicepresidentes, miembros de las juntas directivas y el conjunto de los académicos, nos han traído esta noche aquí, al Teatro Real, para celebrar el 25 aniversario de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas y la existencia misma de los premios Goya. A todos, muchísimas gracias. Puede parecer que llegamos a este día separados, con puntos de vista diferentes en temas fundamentales. Es el resultado de la lucha de cada uno por sus convicciones. Y nada más. Porque en realidad, todos estamos en lo mismo, que es la defensa del cine.

Quiero por ello felicitar y agradecer a todos los que estáis aquí, por caminar juntos en la diferencia, y hasta en la divergencia. Hacemos mucho ruido, pero es que esta vez, hay muchas nueces. El choque de posturas es siempre aparatoso y tras él surge una nube de humo que impide ver con claridad. Pero la discusión no es en vano, no es frívola y no es precipitada. No podemos olvidar lo más importante, el meollo del asunto. Somos parte de un Todo y no somos nadie sin ese todo. Una película no es película hasta que alguien se sienta delante y la ve. La esencia del cine se define por dos conceptos: una pantalla, y una gente que la disfruta. Sin público esto no tiene sentido. No podemos olvidar eso jamás.

Dicen que he provocado una crisis. Crisis, en griego, significa “cambio” y el cambio es acción. Estamos en un punto de no retorno y es el momento de actuar. No hay marcha atrás. De las decisiones que se tomen ahora dependerá todo. Nada de lo que valía antes, vale ya. Las reglas del juego han cambiado. Hace 25 años, quienes se dedicaban a nuestro oficio jamás hubieran imaginado que algo llamado internet revolucionaría el mercado del cine de esta forma y que el que se vieran o no nuestras películas no iba a ser sólo cuestión de llevar al público a las salas. Intenet no es el futuro, como algunos creen. Internet es el presente. Internet es la manera de comunicarse, de compartir información, entretenimiento y cultura que utilizan cientos de millones de personas. Internet es parte de nuestras vidas y la nueva ventana que nos abre la mente al mundo.

A los internautas no les gusta que les llamen así. Ellos son ciudadanos, son sencillamente gente, son nuestro público. Ese público que hemos perdido, no va al cine porque está delante de una pantalla de ordenador. Quiero decir claramente que no tenemos miedo a internet, porque internet es, precisamente, la salvación de nuestro cine. Sólo ganaremos al futuro si somos nosotros los que cambiamos, los que innovamos, adelantándonos con propuestas imaginativas, creativas, aportando un nuevo modelo de mercado que tenga en cuenta a todos los implicados: Autores, productores, distribuidores, exhibidores, páginas web, servidores, y usuarios.

Se necesita una crisis, un cambio, para poder avanzar hacia un nueva manera de entender el negocio del cine. Tenemos que pensar en nuestros derechos, por supuesto, pero no olvidar nunca nuestras obligaciones. Tenemos una responsabilidad moral para con el público. No se nos puede olvidar algo esencial: hacemos cine porque los ciudadanos nos permiten hacerlo, y les debemos respeto, y agradecimiento. Las películas de las que hablamos esta noche son la prueba de que en este país nos dejamos la piel trabajando. Sin embargo, el mismo esfuerzo o mayor hicieron tantas otras películas que no han llegado a los sobres de las candidaturas. Ellos tambien se merecen estar aqui, porque han trabajado igual de duro que nosotros.

Quiero despedirme en mi última gala como presidente, recordando a todos los candidatos a los Goya tan solo una cosa: qué más da ganar o perder si podemos hacer cine, trabajar en lo que más nos gusta. No hay nada mejor que sentirse libre creando, y compartir esa alegría con los demás. Somos cineastas, contamos historias, creamos mundos para que el espectador viva en ellos. Somos más de 30.000 personas que tienen la inmensa suerte de vivir fabricando sueños.

Tenemos que estar a la altura del privilegio que la sociedad nos ofrece. Yo creo, con toda humildad, que si queremos que nos respeten, hay que respetar primero.

Y por último, me gustaría contarle algo al próximo Presidente de la Academia, que ya me cae bien, sea quien sea: estos han sido los dos años más felices de mi vida. He conocido gente maravillosa de todos los sectores de la industria. He visto los problemas desde puntos de vista nuevos para mí, lo que me ha enriquecido y me ha hecho mejor de lo que era. He comprobado que trabajar para los demás es una experiencia extraordinaria por muy duro que resulte en un principio, y sobre todo: han pasado 25 años muy buenos, pero nos quedan muchos más, y seguro que serán mejores.

Buenas noches.

Ha recuperado, señor Alex de la Iglesia, el respeto que le tenía.

No a la censura. No a la Ley Sinde. No al cierre de webs.

Si el próximo martes 21 de diciembre algunos políticos deciden aprobar la Ley Sinde, la Internet en español que hemos conocido cambiará para siempre, y miles de páginas podrán ser cerradas desde el poder.

AYÚDANOS A SEGUIR TEJIENDO

Discúlpanos si no es esta página lo que querías leer este domingo. Seguramente vienes de otra página de Internet donde esperabas encontrar algo muy distinto. Si así lo deseas, puedes dejar de leer ahora mismo, pero nos gustaría explicarte por qué hoy han cerrado algunas webs. Si el próximo martes 21 de diciembre algunos políticos deciden aprobar la Ley Sinde, la Internet en español que hemos conocido cambiará para siempre, y miles de páginas podrán ser cerradas desde el poder.

A lo largo del último año, en esta página se ha publicado mucha información sobre la Ley Sinde, un proyecto de censura de Internet escondido dentro del proyecto de Ley de Economía Sostenible. Te invitamos a ver los vídeos, a escuchar, a leer y a reflexionar. Cuando te hayas informado acerca del peligro para las libertades que representa la Ley Sinde, no te quedes sentado. Sal a la calle y explícaselo a todas aquellas personas que conozcas, muy especialmente a aquellas que viven desconectadas de Internet.

La Ley Sinde no nace de la voluntad del pueblo español, sino que es una imposición extranjera. La embajada de Estados Unidos ha presionado a nuestro gobierno para aprobarla, pisoteando nuestra soberanía nacional. Quieren una Internet sumisa y controlable, que sea útil para convencer a la población, como los restantes medios de comunicación controlados desde el poder. No quieren que la gente comparta información, no quieren que sepamos quién mueve realmente los hilos, no quieren que sepamos cómo se enriquecen empobreciendo al resto de la población. Quieren una red esclava desde la que vendernos su visión del mundo.

Hubo una vez un hombre que creyó en la paz y en la libertad, y que murió asesinado. Se llamaba Mohandas Karamchand Gandhi, y se enfrentó a un imperio con una primitiva herramienta: su rueca de hilar. Pronunció estas palabras: “Si trescientos millones de personas hilaran una vez por día, no porque un Hitler se lo ordenara, sino porque se inspiraran en el mismo ideal, tendríamos una unidad de propósitos suficiente para alcanzar la independencia.”

Mucho más de trescientos millones de personas están tejiendo cada día esta inmensa red de intercambio de conocimiento que se llama Internet. Millones y millones de personas compartimos información a través de redes abiertas. Hemos creado una cultura y tenemos un objetivo común y universal. Todo eso puede cambiar a partir del próximo martes. La Ley Sinde es una tijera que permite cortar los hilos que mantienen viva Internet, una red que debe seguir siendo libre y neutral, como instrumento de progreso, paz y libertad.

Ayúdanos a seguir tejiendo. Sal a la calle, explícaselo a tus vecinos, a tus amigos, a tus compañeros de trabajo. Y discúlpanos por haberte estropeado este domingo, pero lo hacemos para que puedas disfrutar en libertad del resto de tus domingos. Muchas gracias.

DeadDrops: P2P Offline

“Dead Drops” es una red P2P offline, anómina y situada en un espacio público. Consiste en diversas unidades USB incrustadas en muros, edificios y bordillos accesibles para cualquier persona.

“Dead Drops” es una red P2P offline, anómina y situada en un espacio público. Consiste en diversas unidades USB incrustadas en muros, edificios y bordillos accesibles para cualquier persona. Todo el mundo está invitado a dejar o buscar archivos en un “Dead Drop”. Enchufa tu portátil a una pared y comparte tus archivos y datos favoritos. Cada “Dead Drop” es instalado vacío, exceptuando un archivo ‘readme.txt’ que explica el proyecto.

Si quieres instalar tu propio “Dead Drop” aqui tienes las instrucciones:

    1. ¡Lee El Manifiesto Dead Drops!
    2. Consigue una unidad de almacenamiento USB de cualquier capacidad.
    3. Quítale la cubierta de plástico.
    4. Envuélvela con cinta de fontanero(Teflón) para aislarla.
    5. Descarga el archivo readme.txt (eng, french, esp ) , editando los datos pertinentes, y mételo en la unidad USB.
    6. Utiliza masilla de hormigón de secado rápido para fijar el stick en un agujero o grieta.
    7. Asegúrate de dejar la pared presentable. Es posible que tengas que usar pintura.
    8. Colócalo de tal manera que pueda ser accesible desde un portátil (no todo el mundo tiene un cable alargador de USB).
    9. Recuerda que los lugares donde los portátiles tienen los puertos USB varían según el modelo. Por lo general, la parte superior del conector USB (la que tiene dos muescas, y no tiene una linea entre los agujeros) suele estar hacia arriba. ¿Sería accesible el puerto desde la izquierda y derecha del portátil?.
    10. Opcionalmente puedes usar masilla ‘epoxy’ para pegar la unidad en otros objetos.
    11. Toma 3 fotografías
      Vista general de la calle.
      A media distancia del ‘Dead Drop’
      Muy cerca, que se vea el ‘Dead Drop’
    12. Registra tu ‘Dead Drop’ en La Base de Datos Dead Drops.

      Fuente: DeadDrops.com

      La Verdad sobre el Voto

      Recientemente he descubierto un cómic de estilo postcyberpunk bastante interesante llamado Transmetropolitan, el cual subiré en breve, en el que aparecen críticas a la sociedad y la política bastante interesantes, como es el caso de la siguiente página extraída del volumen 2 de “El Año del Bastardo”, que me ha resultado una descripción bastante original de lo que realmente significa votar.

      /RootedCON 2010

      Durante los días 18,19 y 20 de Marzo he tenido el privilegio de asistir a la primera convención sobre Seguridad Informática Rooted CON. En esta nos hemos podido reunir entusiastas del tema de toda españa de diferentes niveles, lo cual resultó ser un alivio pues mi experiencia ahora mismo sobre el tema es medio-bajo y temía ser el pardillo de la convención, pero por suerte no era el único, pues nos encontrábamos muchos estudiantes universitarios, y además, muy jóvenes en su mayoría, lo cual resultó impactante para algunos ponentes, apesar de que muchos de ellos también eran unos chavales.

      Salgo de ella con la sensación de haber subido unos peldaños en la escalera del conocimiento informático, pues las ponencias eran muy técnicas e instructivas y la gente que se encontraba por allí eran de niveles extremos, contando con un miembro de los Sexy Pandas como organizador del concurso CTF (“Capture The Flag”) que se llevó a cabo durante la convención, consistente en más de 20 pruebas diferentes y con 6 mil euros a repartir entre los ganadores.

      A pesar de ser la primera convención que organizaba este grupo, y de haber cometido algunas “pardilladas” de poca importancia como ellos lo llamaban, todo salió a la perfección, y en mi opinión la gestión y organización resultó impecable, dificilmente superable en años venideros.

      Mi cabeza apareció en diferentes medios de comunicación que hablaban sobre la convención. Aqui los enlaces a los vídeos:

      CUATRO

      ANTENA 3

      En este último entrevistan a Joxean Koret, uno de los ponentes de la convención, que según mi punto de vista, hizo una de las ponencias más amenas, pues dió a conocer diferentes fallos de seguridad de Oracle Financials, que nos hizo dudar a los presentes sobre esta famosa aplicación.

      Bueno, aqui mi certificado de asistencia, XD

      Fallo de Seguridad en EEE PC

      Tengo un ASUS EEE PC 1000H, el cual hasta hace poco tenía protegido por contraseña en la BIOS, por lo que pensaba que era totalmente invulnerable a cualquier ataque directo sin mi consentimiento.

      Estoy apuntado a la lista de correo de HAMLAB, y anoche me llegaba el siguiente mensaje:

      Hola chicas,
      esta  semana, es mi semana de suerte “casual hack”,
      que significa que estoy descubriendo vulnerabilidades por pura casualidad. 😛

      Bueno, que hace unos minutos  acabo de descubrir algo que me ha dejado  flipado y me gustaría que colaboraseis a modo de encuesta.

      Resulta que tengo puesta una password de acceso en la B.I.O.S. de mi ASUS eeepc 904HD, pues bien, si introduces la password mal, te  da otro intento, y asi tres veces  hasta que se queda bloqueado.. y hay que reiniciar. hasta aqui, OK todo correcto.

      Pues bien,

      <IRONIC MODE>

      Resulta que si en cualquiera de los intentos introduces la siguiente y complicada secuencia mono-caracter:
      “PULSAR ENTER”.
      (si si pero literal, solamente tienes que pulsar “ENTER”…)
      voilà, ya estás dentro.
      A tomar vientos mi proteccion de password por BIOS,

      </IRONIC MODE>

      y yo que andaba tan tranquilo pensando que nadie podría ver el contenido de mi /home sin mi permiso…

      Continuar leyendo “Fallo de Seguridad en EEE PC”

      Aquel pueblo de Quijotes andrajosos…

      untitled

      Como tantas otras cosas, esta fotografía la descubrí por casualidad mientras pasaba rápido las hojas de un libro. Me ruborizó la forma en que me miraba de soslayo; ese candor, ese ceño turbador. Sus ojos eran la viva imagen de la revolución proletaria, parecían dos remolinos libertarios y profundos de color moreno, hacia los cuales dejarse arrastrar dócilmente, sin miedo, sucumbiendo a sus encantos cual Ulises encontrandose con las sirenas de vuelta a Ítaca. Entonces me invadió la inquietud e inicié las pesquisas pertinentes para saber quién era esta chica, no desistiendo en el empeño hasta al menos conseguir su nombre. Se llamaba “Marina Jiniesta” y tenía 17 años cuando se le tomó la instantánea. No me digan que no es conmovedora la imagen, que no se os encoge el corazón, que en definitiva, no es maravilloso lo que ven…Porque la retratada no es una simple miliciana con el fusil en ristre que observa a la cámara desde la azotea del “Hotel Colón”, con la ciudad de Barcelona a sus espaldas; sino la sonrisa transparente de un pueblo español triunfante, que no sabe lo que es rendirse.

      Aquél verano del 36, ese pueblo de Quijotes andrajosos (como nos definiera el periodista soviético “ilya ehremburg”), dio un ejemplo al mundo. El que mejor expuso esa situación fue el escritor británico “George Orwell” en su libro “Homenaje a Cataluña”:

      “”Habia viajado a España con el proyecto de escribir artículos periodísticos, pero ingresé en la milicia casi de inmediato, porque en esa época y en esa atmósfera parecía ser la única actitud concebible. Los anarquistas seguían manteniendo el contol virtual de Cataluña, y la revolución estaba aún en pleno apogeo. A quien se encontrara allí desde el comienzo probablemente le parecería, incluso en diciembre o en enero, que el periodo revolucionario estaba tocando a su fin; pero viniendo directamente de Inglaterra, el aspecto de Barcelona resultaba sorprendente e irresistible. Por primera vez en mi vida, me encontraba en una ciudad donde la clase trabajadora llevaba las riendas. Casi todos los edificios, cualquiera fuera su tamaño, estaban en manos de los trabajadores y cubiertos con banderas rojas o con la bandera roja y negra de los anarquistas; las paredes ostentaban la hoz y el martillo y las iniciales de los partidos revolucionarios; casi todos los templos habían sido destruidos y sus imágenes, quemadas. Por todas partes, cuadrillas de obreros se dedicaban sistemáticamente a demoler iglesias. En toda tienda y en todo café se veían letreros que proclamaban su nueva condición de servicios socializados: hasta los limpiabotas habían sido colectivizados y sus cajas estaban pintadas de rojo y negro. Camareros y dependientes miraban al cliente cara a cara y lo trataban como a un igual. Las formas serviles e incluso ceremoniosas del lenguaje habían desaparecido. Nadie decía “señor” o “don” y tampoco “usted”; todos se trataban de “camarada” y “tu”, y decían ¡salud! en lugar de “buenos días”. La ley prohibía dar propinas. No quedaban automóviles privados, pues habían sido requisados y los tranvías y taxis. En todas partes había murales revolucionarios que lanzaban sus llamaradas en límpidos rojos y azules, frente a los cuales los pocos carteles de propaganda restantes semejaban manchas de barro. A lo largo de las Ramblas, la amplia arteria central de la ciudad constantemente transitada por una muchedumbre, los altavoces hacían sonar canciones revolucionarias durante todo el día y hasta muy avanzada la noche. El aspecto de la muchedumbre era lo que más extrañeza me causaba. Parecía una ciudad en la que las clases adineradas habian dejado e existir. Con la excepción de un escaso número de mujeres y de extranjeros, no había gente “bien vestida”; casi todo el mundo llevaba tosca ropa de trabajo, o bien monos azules o alguna variante de uniforme miliciano. Ello resultaba extraño y conmovedor. En todo esto había mucho que yo no comprendía y que, en cierto sentido, incluso no me gustaba, pero reconocí de inmediato la existencia de un estado de cosas por el que  valía la pena luchar. Asímismo, creía que los hechos eran tales como parecían, que me hallaba en realidad en un estado de trabajadores, y que la burguesía entera había huido, perecido o se había pasado por propia voluntad al bando de los obreros: no me di cuenta de que gran número de burgueses adinerados simplemente esperaban en las sombras y se hacían pasar por proletarios hasta que llegara el momento de quitarse el disfraz.””

      Han pasado ya más de 70 años, pero aquella joven catalana de rostro afable me increpa por mi abulia, por ser tan cobarde. Me dice: -Jesús no te arrastres, lucha contra esos molinos gigantes, destrúyelos, acaba con esa maldita ética pequeñoburguesa, con esa felicidad distorsionada que te inculcaron…Que no sea en vano nuestro esfuerzo, que  las muertes de tus camaradas en Guadarrama,  Belchite,  Brunete, Teruel y en el Ebro, sirvan para algo, para que tú no te rindas- ; ¿y saben?, que tiene razón, porque queramos o no, aún seguimos siendo un puñado de Quijotes andrajosos. Quitemosles el disfraz a los gigantes, liberemos a los galeotes que nos encontremos por el camino, combatamos contra el caballero de la noble luna. No hagamos caso de la barahúnda burguesa de nuestro entorno, los locos son los que se dejan encandilar con semejantes engaños. Soñemos, porque soñar es gratis.

      Panem et circenses

      YCACJHRDVCATY6JQKCAU8YCPFCARQHDVWCADRLB18CATOJHZ5CAJU56Q0CAKNC23TCA90QKMRCAZBX55QCAK40X68CA06WIKTCA2RPTX0CA0VV4R8CAQSCBCECAZTUTM3CAIPDLJNCA4Q5LDCCAEW26OD

      Se acerca el mundial de fútbol del 2010 en Sudáfrica, un país heredero de la Commonweath, donde no hace mucho se daba el Apartheid, una nación con unas diferencias sociales monumentales; el 2º en el ranking mundial de enfermos de VIH. La 1ª potencia en lo que se refiere al número proporcional de homicidios. Además Sudáfrica tiene una de las tasas más altas en violaciones, unas 104 por cada cien mil habitantes, de las cuales, sólo una de cada 9 es denunciada…Pero parece ser que todos estos cálculos importan bien poco a la todopoderosa FIFA, ya que ha escogido a esta paupérrima República como sede, para celebrar allí la hipócrita fiesta universal del balompié. Hay que recordar que el Mundial es un torneo donde se reúnen las mejores selecciones nacionales, es decir, 11 jugadores que representan a esas cárceles capitalistas llamadas estados.

      En efecto, el pueblo sudafricano se ha visto obligado a endeudarse aun más en este proyecto, construyendo estadios donde deberían ir los basamentos de escuelas y hospitales. Pero es evidente que eso importa poco o nada a los organismos futbolísticos, con tal de abrir en el continente africano un mercado de fútbol. Para que los negritos compren balones de Nike, que ellos mismos fabrican, antes que una barra de pan.

      En mi etapa pueril yo era cuasi un tiffosi, pero cada vez aborrezco más y más el fútbol, porque conforme vas creciendo y madurando, te vas dando cuenta de que sus fines son demoniacos. Como digo, otrora yo disfrutaba viendo correr al Piojo López y celebraba los goles de Mendieta, porque era un hincha incondicional del club del Turia, aunque poco a poco he ido comprendiendo que eso de sentir los colores es una soberana estupidez, porque si luchar por tu país es algo absurdo, entonces imagínense por un club de fútbol dirigido por mafiosos, ¡pues apaga y vámonos!

      No y no, no quiero contribuir a ese espectáculo demencial. Lamentablemente el fútbol ocupa la mitad del telediario; la otra mitad lo ocupan las mentiras de los “señoritos”…Y la gente traga, se hace complice, compra el MARCA, el domingo se amodorra en el sofá de su casa viendo los partidos o lleva a su hijo al campo para que aprenda insultos racistas y xenófobos. Naturalmente si gana el mundial España me alegraré, al igual que si se está muriendo tu camarada irremediablemente y le suministras una buena dosis de morfina, eso desde luego le alivia un poco; pero tras la resaca futbolística, las banderitas, la plaza de Colón, la parafernalia del momento, el himno de los granaderos, el grito de PODEMOS…Pues nos encontraremos con un país moribundo, con más de un 20% de la población activa en paro, con una deficiente sanidad pública, con una juventud que no sabe leer ni escribir, con 2 partidos liberales que se turnarán el poder sempiternamente, con una monarquía nefasta, con mas de un millón 300 mil hogares que no ingresan ni un mísero euro al mes…¿Y si pensásemos en vez de hacer el payaso?, que eso si que lo sabemos hacer bien los españoles. Entonces diríamos, ¡coño!, ¿Qué hubo anoche que celebrar en la fuente? NADA.

      Los verdaderos colores deberían ser la igualdad de todos los seres que pueblan la tierra, la herencia socialista. Si en vez de sentarnos a ver parar balones a Iker Casillas y ver colar goles a un niñato engominado, nos fueramos a algun barrio exclusivista como la Moraleja o Pedralbes con una recortada a pegar tiros, entonces si que haríamos algo productivo…Pero lo triste es que ni se nos pasan por la cabeza esas ideas, porque la tenemos presa en el Gran Hermano y en las redes de la porteria. A veces olvidamos algo tan básico como que somos el balón. A un esférico lo pisotean, le escupen, pero es algo básico para proseguir el juego.

      Me llena de hastío pensar que damos por sentadas algunas cosas como “la herencia burguesa”, “las escrituras de las propiedades”, “el matrimonio”, “que una puta paloma blanca, como esas que cagan encima del capó de tu coche fecundara a la virgen”, y un sinfín de disparates y falsedades que no sirven sino para que el yugo se haga más fuerte y para que unos cuantos plutócratas controlen casi todos los recursos de los que dispone el planeta, para que 6000 millones de personas se conviertan en esclavos vitalicios y para su estirpe no reciba más legado que la sumisión perpetua y la miseria. ¿ Y saben cómo me encuentro?, como un soldado sin frente donde librar la batalla contra la tiranía  y la injusticia, porque hasta de la lucha nos despojaron esos cerdos fariseos.

      Quien lea esto, seguramente me llamará rojo, apátrida, ignorante…que si lo que uno tiene se lo ha ganado con su trabajo, para que ahora lleguen unos comunistas y se lo quiten. Otros quizá digan, ¿Qué vienes tú, a cambiar el mundo?…Todos esos clichés que a menudo se dicen para compadecernos de nosotros mismos, para desviar nuestra mirada del alma vacía que portamos por ser tan viles y cobardes.

      En fin, uno es más feliz viviendo en la oscuridad y aceptando la condición de siervo de por vida, pero no, yo no quiero aprobar esa sinrazón endémica que asola el mundo, yo no me quiero rendir, ¡no señor! la bandera blanca sigue conservando un vivo color bermellón en mi corazón. Sólo espero que a otros tantos les ocurra lo mismo, para que poco a poco la humanidad vaya recobrando la luz que le pertenece, esa que aún no han sido capaces de robarnos los poderosos y que tan caro le costó a Prometeo por arrebatarsela a los dioses.